Durante este fin de semana un domicilio situado en el barrio vallisoletano de La Rondilla se transformará en un espacio escénico desde el que se llevarán a escena cuatro performances

Valladolid – 27 FEB 2015 – Laura Fraile

Dos dormitorios, un baño y una cocina se convertirán este viernes, sábado y domingo (27 y 28 de febrero y 1 de marzo) en los escenarios desde los que poder dar rienda suelta a los deseos. Este tema servirá como hilo conductor de una propuesta en la que cinco actrices invitarán a una veintena de espectadores a vivir una experiencia de “alto contenido poético” que permitirá derribar de un plumazo la cuarta pared. Su objetivo: alcanzar un espacio de intimidad como el que sólo puede encontrarse en nuestras propias casas.

“El uso de los domicilios es nuestra forma de llevar la poesía y la performance a la vida cotidiana”, aclara Tarha Erena Sarmiento. Ella es una de las integrantes de este colectivo, una agrupación que en sus once años de trayectoria ha llevado por bandera la ruptura con los formatos más tradicionales. Para este tupper poetry Tarha ha elegido un dormitorio. “Quiero hablar del deseo de transitar la muerte en vida”, aclara. En los otros casos, las actrices implicadas trabajarán con el juego entre el mundo consciente e inconsciente y con el modo que tenemos de formular nuestros deseos.

Cristina Rodríguez durante una de las actuaciones del tupper poetry. Foto de colectivo Elefante Rosa.

Cristina Rodríguez durante una de las actuaciones del tupper poetry. Foto de colectivo Elefante Rosa.

“Cada performance será una experiencia íntima que pondrá al mismo nivel a las actrices y al público. Solemos trabajar desde nuestras vivencias personales y desde la emoción, más allá de hacerlo desde un guión aprendido“, comenta Tarha. Según explica, la experimentación con este formato empezó hace cuatro años. “Por aquel entonces inicié una investigación sobre el cuerpo y el hábitat que después reflejaría en una tesina que hice para un Master de Educación y Arte de la Universidad de Granada. El nombre original es un regalo del poeta Ventura Camacho, quien nos lo ofreció para usarlo en este contexto. El modelo actual tiene elementos del microteatro y del teatro de los sentidos, aunque no es ninguna de las dos cosas“, aclara.

Este formato se estrenó en Granada en el año 2011. En junio de 2012 llegaría por primera vez a Valladolid, donde utilizó como escenario una casa de la calle Expósitos. Este domicilio volvería a acoger un nuevo tupper poetry en noviembre de ese mismo año, aunque en aquella ocasión se celebró durante el festival Rasca y Gana: Manual de adaptación al medio. Desde entonces las integrantes del colectivo Elefante Rosa han continuado experimentando con este modelo en otro tipo de espacios como el laboratorio de cultura La Cueva (Berlín), la sede de la asociación de performers, artistas y poetas asociados La Papa(Barcelona) o el centro de creación Kuku Projekt (Aguilar de Campoo).

Muy pocas plazas

Las actrices que participan en el tupper poetry que se celebrará este fin de semana viven repartidas entre Madrid, Granada y Valladolid. La distancia no ha impedido que este espectáculo fuera cobrando forma. Eso sí, la tecnología ha servido de gran ayuda. “Hemos ido avanzando en las propuestas a través de rondas de correos, reuniones por Skype, grupos de Whatsapp…”, aclara Tarha Erena, quien avisa de que en este momento sólo quedan plazas para el pase del sábado 28, que comenzará a las 22 horas.

“Para apuntarse hay que escribir un correo a colectivoelefanterosapoesia@gmail.com. Una vez recibida la confirmación, una persona del colectivo bajará a buscar a los espectadores a la calle Marqués de Santillana, frente a la asociación de mujeres de la Rondilla. Desde allí los llevará al domicilio donde se hará el tupper poetry. Si llenamos las plazas del sábado igual hacemos un nuevo pase para el domingo por la tarde, así que recomendamos a la gente que esté interesada que se apunte en la lista de espera”, aclara esta performer.

La performer Tarha Erena Sarmiento estará este fin de semana en Valladolid / Foto de Cristina Rodríguez.

La performer Tarha Erena Sarmiento estará este fin de semana en Valladolid / Foto de Cristina Rodríguez.

Este espectáculo es una de las vías de expresión de este colectivo artístico, que comenzó editando un fanzine que ya va por su número 22. “Lo hacemos a través de convocatorias que lanzamos por redes sociales. En esta ocasión pedimos a la gente que nos mandara poemas en un formato en el que tenían que usar la papiroflexia. El resultado quedará recogido en una cápsula”, comenta Tarha, quien indica que la presentación de este número se realizará en breve en Granada. Esta artista también tiene previsto iniciar un ciclo de poesía en acción en esta ciudad andaluza que se prolongará de abril a junio. “Queremos contar con el poeta Jordi Corominas, el colectivo sevillano Actos Poéticos y con varias personas que hacen poesía visual en Granada. También haremos una noche temática de poesía y género en la que estaremos las chicas del Elefante Rosa”, adelanta Tarha.

A estas iniciativas hay que añadir una más. En esta ocasión el escenario será Valladolid, donde del 6 al 29 de marzo se celebrará la segunda edición de CreaVA. Este ciclo de creadores ofrecerá la oportunidad a las integrantes de este colectivo de exponer su trabajo en el bar Gondomatik, espacio en el que el día 22 ofrecerán un coloquio sobre estos once años de trayectoria repartida entre Granada, Madrid y Valladolid.