La localidad navarra de Burgui volvió a mirar al río Esca el pasado 2 de mayo para rememorar una tradición que se remonta al siglo XVI, cuando sus vecinos utilizaban el río para transportar la madera desde el Pirineo hasta los valles del sur

Pamplona – 4 MAY 2015 – INT

El Día de la Almadía cumplió 24 años y lo festejó con la tradicional bajada de las almadías y un amplio programa de actividades que incluyeron demostraciones de oficios de antaño, actuaciones musicales y un mercado con puestos de venta de productos artesanos. Una fiesta popular única para conocer el duro oficio de almadiero y todos los atractivos de este bello pueblo del Roncal.

Declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, el Día de la Almadía busca reconocer el trabajo de los almadieros y el apoyo que les dieron tanto sus familias como aquellos pueblos que, de una u otra forma, acabaron estrechamente ligados a este oficio. Por ello, en la edición de 2015, una de las dos “Almadía de Oro” que se otorgaron recayó en la Fonda Oños de Milagro, en reconocimiento a la hospitalidad del pueblo de Milagro, que durante muchos años acogió en sus casas a los almadieros. La otra “Almadía de Oro” fue a parar a ADANO, Asociación de Ayuda a los Niños con cáncer infantil de Navarra, por su contribución a la mejora de la calidad de vida de los niños con cáncer.

Día de la Almadía en Burgi Navarra

Día de la Almadía en Burgi (Navarra)

La jornada dio comienzo a las 10:30 horas con la apertura al público del Museo de la Almadía, un buen punto de partida para los visitantes que deseen descubrir las claves de este oficio. También a esa hora la plaza P. Tomás de Burgui se inaguró el mercado tradicional, un taller de juegos infantiles tradicionales y la feria del queso con Denominación de Origen Roncal. Además, por las calles y plazas del pueblo se vivió un gran ambiente gracias a la animación musical. El público también pudo presenciar la escenificación del oficio de lavanderas en la orilla del río, junto al puente medieval.

El principal atractivo de la jornada llegó a las 11:00 horas con la bajada de las almadías por el río Esca. El descenso se realizó en tres rudimentarias barcazas construidas con los troncos de madera que hay que transportar, que son conducidas magistralmente por los almadieros a lo largo de los 6 kilómetros que unen el paraje de Olegia y el puente medieval de Burgui. Este año y como novedad, además de los galardonados con la Almadía de oro, también bajaron en una de las almadías Laura Pulido, una de las atletas participantes en el I Cross Popular de la Almadía que resultó ganadora del sorteo para bajar en almadía convocado por la organización.

Tras la llegada de las almadías a Burgui tuvo lugar la presentación oficial de la campaña 2015 de queso de Denominación de Origen Roncal y una comida popular en el frontón de Barkainea. Después del almuerzo se procedió a la entrega de la “Almadía de Oro”.

Por otro lado, el Concurso de Fotografía que todos los años organiza la Asociación Cultural de Almadieros de Navarra se dedicará este año al “relevo generacional”. Los participantes podrán enviar un máximo de 5 imágenes por autor hasta el próximo domingo 15 de mayo.

+info www.almadiasdenavarra.com