Después de ocho años de muestreos de mariposas, los biólogos leoneses David César Manceñido González y Félix Javier González Estébanez han logrado cubrir los 15.581 kilómetros cuadrados de superficie de la provincia de León.

En total, han detectado 171 especies que presentan en el libro titulado Mariposas diurnas en la provincia de León. La publicación, de 653 páginas, recoge información sobre la biología y ecología en el área de estudio de cada una de ellas, fotografías, mapas de distribución, su hábitat tipo y de sus plantas nutricias.

Asimismo, se muestran imágenes de todas las orugas, genitalia de macho y hembra y unas planchas con ejemplares en colección para facilitar su identificación, señalando si es necesario caracteres específicos externos que permiten separar las especies más próximas. En las fichas de cada especie se incluye además un texto en inglés con la información más relevante de cada especie.

Como explican a DiCYT los autores de la obra, la provincia de León está formada por dos regiones bien diferenciadas en cuanto a su ambiente: el tercio norte y el resto de la provincia. “Las especies cambian mucho de una zona a otra. En cuanto a riqueza y número de especies puramente, las zonas de montaña tienen una mayor variabilidad de hábitats y un rango altitudinal variado de manera que las áreas de Picos de Europa, Babia, Luna y los Ancares son las zonas más ricas en el tercio norte. En los dos tercios del sur es frecuente encontrar mariposas endémicas españolas o típicas de hábitats mediterráneos”, detallan.

La especie de mariposa más característica de León, según los biólogos, es Erebia palárica, que es también la más grande del género y cuya distribución mundial se limita prácticamente al norte de la provincia y las provincias limítrofes. “Es una mariposa que está bien conservada y que llega a ser la más común en su época de vuelo y en su hábitat”, aseguran.

Después de ocho años de muestreos, los biólogos también han vivido algunas sorpresas. “Tenemos siete especies catalogadas como ‘datos insuficientes’ por sus apariciones accidentales, ya que sabemos que no hay poblaciones estables pero que al tener una potencia de vuelo bastante grande y pueden pasar a de una provincia a otra. El caso más llamativo es quizá el de la mariposa monarca (Danaus plexippus) que fue avistada hace un par de años y es la única referencia que se tiene de ella”, recuerdan.

El libro, de tirada limitada, tendrá un precio de venta de 30 euros y podrá ser adquirido exclusivamente a través de la página web de la iniciativa, donde además puede verse una muestra del libro.

Apadrina una mariposa

La publicación Mariposas diurnas en la provincia de León ha sido posible gracias a un proyecto puesto en marcha por David César Manceñido González y Félix Javier González Estébanez. Tras concluir los muestreos por las casi 200 cuadrículas en las que se ha dividido la provincia para poder realizar el estudio, que han realizado por cuenta propia, quisieron publicar los datos pero encontraron patrocinador.

“Buscamos multitud de fuentes de financiación pero se nos cerraron todas las puertas. Entonces se nos ocurrió poner en marcha el proyecto Apadrina una mariposa, basado en que cualquier persona o empresa podía apadrinar una mariposa por 50 euros y nosotros asociábamos a esa persona con esa especie dentro del libro como padrino o madrina. La idea tuvo una acogida muy buena, conseguimos apadrinar todas las mariposas y reunimos un dinero que, sin ser lo que cuesta el libro, lo hacía asumible. También han colaborado como padrinos preferentes la Asociación Española de Entomología y la empresa Comercial Ganadera del Riego SL”, señalan.