La admiración por el artista, pero sobre todo por el amigo y la persona indujo a personas como María García y Pablo Málaga y Marchena a que Fernando Ledesma abriera su casa, la panera de Cilloruelo (Encinas de Abajo) que lame el Tormes en su camino hacia la ciudad de la piedra

Salamanca – 25 FEB 2015 – noticiascastillayleon.com

Un espacio, dividido en múltiples espacios, que cobija arte y color, sentimiento y sensibilidad. Una exposición en cada rincón de una casa de labranza, en el coto de pesca de Villagonzalo, recuperada como taller y galería expositiva. Como refugio de artistas y místicos de la belleza en días vacíos. Un espacio necesario y necesitado por el artista. Un mundo mágico lleno de delicadeza donde la luz ofrece juegos encantados confundidos con los lienzos y los óleos. La fugacidad del artista en su propia identidad.

Fernando Ledesma, pintor salmantino, comenzó sus estudios en la Escuela de Artes de San Eloy a los 6 años, y continuó en la Escuela de Artes y Oficios, realizando su primera exposición con 19 años. Posteriormente se licenció en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca, obteniendo, durante cuatro años, una beca de estudios por dicha Universidad. Durante varios años se dedicó a la enseñanza de la pintura, tanto en academias propias como dirigiendo varios talleres de artes plásticas. En su trayectoria artística ha realizado numerosas exposiciones colectivas e individuales en diferentes lugares de España, Portugal, Suiza, EE.UU, Méjico y Alemania.

El pintor salmantino Fernando Ledesma / Foto de noticiasdecastillayleon.com

El pintor salmantino Fernando Ledesma / Foto de noticiasdecastillayleon.com

Ante la insistencia de amigos, muchos de ellos relacionados con el mundo de la cultura, Fernando Ledesma ha decidido mostrar a la sociedad su casa. Una casa de labranza que después de una larga rehabilitación se ha convertido en su santuario de ilusión. En la búsqueda artística de su locura.

Las viejas paneras que heredó de su padre (el poeta salmantino José Ledesma) de arquitectura popular, y que con mucho trabajo ha transformado, haciendo de ello, primero su estudio-taller y, luego, su casa que comparte con multitud de amigos. La mayoría de los materiales que ha empleado en la rehabilitación son reciclados, transformados e integrados en un espacio creativo. Como gran enamorado de la decoración, ha puesto detalles de diversas culturas que ha conocido a través de sus viajes.

Además, el conjunto constructivo goza de unos apartamentos turísticos rurales realizados aprovechando lo que eran las cochiqueras de la finca, transformadas en dos espacios creativos, inspirados en la naturaleza deCapadocia y la decoración de Gaudí, retazos de trabajos realizados con los mosaicos que tanto le gusta utilizar al consituir una de sus pasiones. Estos apartamentos se pondrán próximamente a disposición del turismo rural para disfrutar del entorno de la finca, un espacio privilegiado, a pocos metros del río, en el famoso coto de pesca de Villagonzalo.

Pero también ha decidido compartir este espacio y hacer de él un sitio de encuentro, participación y expresión artística, organizando y propiciando la realización de diversas actividades culturales. Así, el verano pasado se vivieron las primeras jornadas culturales de la Panera Vieja, donde se disfrutó con amigos, de conciertos de Folk on Crest, La Tesa, Cogollito Soul hasta obras de teatro y lecturas poéticas. La intención es realizar unas jornadas cada año y mostrar su disposición a la organización de cualquier evento cultural, incluso en colaboración con organismos públicos y ayuntamientos cercanos. E incluso pequeñas fiestas, como la vivida en la jornada de hoy, donde también destacaron los sabores artesanos deQuesos La Antigua y el arte, qué maneras y destrezas, de Juan Carlos Pérez Miguel haciendo del queso sabor y de la imaginacion belleza… Y encima es de Moraleja del Vino.

La Panera Vieja de Fernando Ledesma –el artista, el amigo, la persona-. Un espacio abierto de cultura, de café y de tertulia. La fibra sensible del arte en sus diversas manifestaciones. Bendita locura esta de belleza y sentimiento.