Un grupo de científicos de un pretigioso centro de investigaciones británicos han alertado de la caída un 60% de la actividad solar que provocará la “drástica” bajada de las temperaturas con consecuencias impredecibles para la vida en la Tierra

Madrid – 15 JUL 2015 – INT

Un grupo de investigadores de la Universidad de Northumbria, Reino Unido, ha creado un modelo para medir los ciclos de actividad solar que produce “predicciones exactas sin precedentes”.

En base a este nuevo modelo los cientificos han alertado de que las temperaturas caerán “drásticamente” en la década del 2030, después de la reducción de la actividad solar de un 60% con cambios bruscos para el planeta que vivirá un mini edad del hielo, según ha publicado The Independent.

Pequena Edad de Hielo

Reproducción de la “Pequeña Edad de Hielo” en Europa a finales del S.XVII

La Tierra ya vivió un fenómeno similar a finales del siglo XVII al que llamaron ‘Efecto Maunder’ y que provocó la congelación del río Támesis, que se volvió transitable a pie, mientras la población de Europa y América del Norte experimentaron inviernos muy fríos.

La profesora Valentina Zarkhova, jefa de la investigación, explicó que entre 2030 y 2040 las dos ondas del sol fluctúan entre el norte y el sur estarán fuera de sincronía alcanzando picos opuestos anulándose entre sí.

“Cuando están fuera de fase tendremos los mínimos de actividad solar. Esta separación ya ocurrió hace 370 años”, dijo Zarkhova.

Este fenómeno provocará que se congelen prados, montañas, ríos durante 12 meses y se altere la vida en la Tierra ralentizándose el crecimiento de la vegetación.