Las Palmas de Gran Canarias tendrá, a finales de 2013 o principios del año que viene, un dispositivo de generación eléctrica a partir de las olas del mar

Madrid– Redacción – 18 OCT 13

La tecnología 100% española es el resultado del proyecto ‘UNDIGEN’ (Funcionalidad de Sistemas de Generación Eléctrica Undimotriz) coordinado por la Unidad de Ingeniería eléctrica del Departamento de Tecnología del CIEMAT.

   El investigador que ha liderado el trabajo, Marcos Lafoz, considera que “una vez que se instale el dispositivo, la tecnología está lista para suministrar el equivalente a las necesidades eléctricas de más de 100 familias.

Energía mareomotriz

Energía mareomotriz

Pese a esto, considera que la conexión de esta “boya” con la red eléctrica de la isla todavía “podría hacerse esperar” porque todavía las empresas energéticas no tienen confianza suficiente en esta tecnología incipiente como para acometer el gasto tan elevado.

En este sentido, Lafoz ha explicado que para que las olas tengan suficiente capacidad energética el aparato tiene que estar instalado por lo menos a diez kilómetros de la costa y, a esa distancia, la conexión con tierra es cara.

Además, este dispositivo está dotado con unas baterías que almacenan la energía generada con el objetivo futuro de que sea consumida insitu por sonars, desaladoras, plataformas petrolíferas o comunicaciones en la costa.

   Por otra parte, la estructura, que se “asemeja al mástil de un aerogenerador eólico” que flota verticalmente, consta de un flotador que “a modo de ‘donut'”, se inserta en un eje por el que se desplaza hacia arriba y abajo con el movimiento de las olas.

La novedad reside en que un generador “de reluctancia” recoge ese movimiento lineal y lo transforma directamente en energía eléctrica en comparación con los sistemas tradicionales, “más complejos”, que requieren de un sistema hidráulico intermedio, ha aclarado el investigador.

Así, en un entorno de alta mar, cualquier problema técnico puede producir bien el abandono o el hundimiento del dispositivo, por lo que el nuevo sistema, que es “más sencillo y más robusto y que, por tanto, tiene menos posibilidades de que falle”, supone una ventaja respecto a otros modelos, ha apostillado.

Finalmente, Lafoz ha comentado que el prototipo a escala 1:1 ha sido el resultado del trabajo conjunto del Ciemat con las empresas españolas de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) y WEDGE GLOBAL y la Plataforma Oceánica de Canarias (PLOCAN), aunque también están participando como subcontratadas empresas como NEUREUS, DEGIMA, CINTRA NAVAL, ITXASMARINE, ELINSA, INABENSA y la Universidad Carlos III de Madrid.