El club de producto referente del enoturismo en nuestro país ofrece 25 recorridos diferentes con los que descubrir territorios distribuidos por toda la geografía española a través de sus fiestas, bodegas, museos y establecimientos hosteleros de gran calidad.

¿Queréis saber de dónde salen esos vinos rosados o blancos que os vais a tomar durante los próximos meses en las terrazas de moda; el tinto con el que disfrutaréis en las comidas o cenas con amigos o en pareja; o cómo se elabora el cava con el que brindaréis en las ocasiones especiales? Coged el mapa de España porque ha llegado la hora de planificar las próximas vacaciones enoturísticas y, aquí, de norte a sur, de este a oeste, junto al mar o en el interior, hay mucho donde elegir.

Viñedos en la Ruta del Vino de Cariñena

Viñedos en la Ruta del Vino de Cariñena / wineroutesofspain.com

Prácticamente cualquier región de nuestro país está relacionada con la cultura del vino y muchos de los monumentos y fiestas tradicionales guardan también algún vínculo con este producto. No hace falta ser un entendido en vino para disfrutar de este tipo de turismo; al contrario: un viaje enoturístico es para aprender y para divertirse. Porque, cada una de las Rutas del Vino de España ofrecen, además, lugares y actividades que complementan las propiamente vinícolas: descenso de cañones, paseos a caballo o en burro, vuelos en globo, caminatas por Vías Verdes o tramos del Camino de Santiago o navegar en kayak por ríos o en el mar.

Estas Rutas del Vino de España están formadas por pueblos, ciudades y establecimientos y empresas vitivinícolas y de ocio. Juntas forman un club de producto que, por los estándares de calidad exigidos, auditados y certificados año tras año se ha convertido en el modelo de referencia del enoturismo de nuestro país, apoyado por Turespaña. Por supuesto, en todas las 25 rutas que forman parte actualmente de este producto podemos visitar bodegas (desde las más clásicas hasta las de diseño futurista) y aprender a catar vinos.  Unos vinos que serán completamente diferentes según diversos factores como el terreno donde estén las viñas, el tipo de uva o la ubicación geográfica. Teniendo en cuenta este último, hacemos un recorrido por esas 25 rutas, desde las que están más cerca del mar a las de interior.

Viñedos del Marco de Jerez, Cádiz

Viñedos del Marco de Jerez, Cádiz

Cerca de la costa

Para aquellos que no quieren estar muy lejos del mar, Rutas del Vino de España también tiene propuestas en las que la playa y la costa están muy cerca o incluso algunos pueblos, ciudades o bodegas están al lado mismo del mar. Las rutas del vino de Rías Baixas (Galicia), Txakoli (País Vasco), Empordà yPenedès (Cataluña), Alicante (Comunidad Valenciana) y Marco de Jerez (Andalucía), discurren por zonas costeras o muy cerca de ellas, aunque algunas tienen también parte de su territorio en áreas de montaña.

En entorno de montaña

Las  zonas de más altura, donde la montaña nunca está lejos, son también uno de los paisajes donde crece la vid. Las rutas del vino del Bierzo (Castilla y León), Rioja Alavesa (País Vasco), Somontano (Aragón), Lleida-Costers del Segre (Cataluña), Bullas (Murcia) o Ronda (Andalucía) son algunas de las Rutas del Vino enmarcadas en terrenos con esas características.

En el interior 

Otras rutas trazan su recorrido por tierras menos abruptas en las que abundan sobre todo las llanuras. Es el caso de las rutas del vino de Rioja Alta (La Rioja),Navarra, Garnacha-Campo de Borja y Campo de Cariñena (Aragón), Utiel-Requena (Comunidad Valenciana), Jumilla y Yecla (Murcia), Montilla-Moriles(Andalucía), Ribera del Guadiana (Extremadura) y Ribera del Duero, Cigales, Arlanza y Rueda (Castilla y León).

Foto de portada: Ruta del Vino Rioja Alavesa

Viñedos en la Ruta del Vino Somontano

Viñedos en la Ruta del Vino Somontano