La creciente presencia de las mujeres en el ámbito corporativo ha abierto un nuevo nicho de mercado hasta ahora poco valorado por las marcas

Madrid – 3 FEB 2015 – INT

Este nuevo nicho de mercado ha estado poco reconocido por las marcas que con frecuencia generan contenido dirigido a estimular el autoestima y el empoderamiento de la mujer olvidándose de aquellas que ya conocen su poder y han decidido explotarlo al máximo.

En un esfuerzo por llegar a este sector, el empresario Richard Branson abrió el primero de una cadena de Hoteles Virgin dedicada especialmente a cubrir las necesidades específicas de las mujeres de negocios, por lo que pone especial énfasis en la seguridad de las habitaciones y comodidades adicionales de belleza. Pero ¿será esto lo único que realmente necesitan las ejecutivas?

Richard Branson, presidente de Virgin Hotels

Richard Branson, presidente de Virgin Hotels

Las estancias especiales para mujeres realmente no son una novedad dentro de la industria turística, hoteles en Londres, Zurich, Washington y Copenhague ya cuentan con alojamientos exclusivos que permiten a sus huéspedes femeninas disfrutar de diversas amenidades en tonos rosados y con múltiples revistas sobre moda al alcance de su mano.

La existencia de estos alojamientos donde con frecuencia se prohibe todo acceso a los hombres han despertado la atención de distintos críticos, quienes aseguran que se trata de una práctica de discriminación por cuestiones de género.

Pero la discriminación practicada por los hoteles que prohiben la entrada al público masculino no es la única razón por la que estos espacios muchas veces pueden considerarse sexistas, ya que a pesar de ser dirigidos a un público femenino, también están orientados a perpetuar roles de genero poco incluyentes. ¿Acaso las revistas de moda y los colores pastel son la única forma conocida de atraer a las mujeres?

Espejos más grandes e iluminados, sillas en la bañera, cajones para maquillaje, secadoras y planchas para el cabello y armarios más amplios son algunas de las trivialidades con las que Virgin Hotels y algunas otras cadenas pretenden atraer al público femenino, aunque la cadena de Richard Branson también ha considerado factores más relevantes como la seguridad en las habitaciones.

Los alojamientos de Virgin Hotels contarán además con un pequeño recibidor para las entregas de equipaje y servicio a la habitación , mismo que será dividido con una puerta adicional y una mirilla para que su ocupante pueda ver al exterior.

No creo que cualquier hotel sepa satisfacer a las viajeras (…) Eso le ofrece a Virgin la oportunidad de cuidar de ellas”, señaló Richard Branson a The Wall Street Journal. Aunque algunas mujeres parecen no estar de acuerdo con sus metodos.