La ciudad de Vitoria ha sido elegida Capital Española de la Gastronomía para el año 2014, una distinción otorgada por la Federación Española de Hostelería que pretende promover, a nivel nacional e internacional, la gastronomía como uno de los principales atractivos para el turismo en España

Vitoria – Redacción – 20 DIC 2013

La capital vasca se ha impuesto por unanimidad a Valencia, Huesca y Sant Carles de la Ràpita con un programa “imaginativo, participativo, intenso y abierto a la participación”, según ha valorado el jurado. En 2012 el galardón correspondió a Logroño-La Rioja y en 2013 a Burgos.

Enogastronomía como estrategia

Con 243.298 habitantes, Vitoria destaca por su marcado carácter medioambiental, que durante el año 2012 ejerció el título de European Green Capital. La ciudad ha incluido siempre la enogastronomía como una de sus principales líneas estratégicas. La ubicación de la ciudad dentro de una tierra con amplia tradición gastronómica, donde los recursos naturales tienen un corto y trabajado recorrido hasta las mesas y que es cuna de algunos de los cocineros más celebres del país, la convierten en un referente gastronómico a nivel nacional. Euskadi es tierra de grandes nombres en materia culinaria, son profesionales que han creado su particular escuela. Innovación y tradición convergen en torno a platos y cazuelas. Lleva años aprovechando sus recursos explotando el binomio entre tradición e innovación en la cocina. La promoción de la ciudad viene estrechamente ligada a la difusión de su gastronomía tanto a nivel nacional como internacional.

Posee un casco histórico que conserva intacto su trazado medieval y que fue nombrado Conjunto Monumental en 1997. Destacan los trabajos de rehabilitación de la Muralla Medieval que permiten que hoy pueda ser visitada y el programa “Abierto por obras” que abre al público las obras de rehabilitación de la Catedral de Santa María, un proyecto pionero que inspiró al escritor Ken Follet para escribir su novela Un mundo sin fin.

Rioja Alavesa

Los vinos de Rioja Alavesa están incluidos, junto a los de Rioja Baja y Rioja Alta, en la Denominación de Origen Calificada Rioja. Se cultivan cerca de trece mil hectáreas de viñedos que producen unos excelentes crianzas, reservas y vinos de año. En este territorio se ubican cerca de 400 bodegas donde se elaboran anualmente alrededor de 100 millones de botellas de vino, bajo el control del Consejo Regulador de la Denominación de Origen. Los caldos de Rioja Alavesa gozan de un merecido prestigio internacional y su calidad se debe en gran medida a la calidad del suelo, la ubicación de los viñedos tras la Sierra de Cantabria (que protege las viñas de los vientos fríos del Norte), así como al cuidado que dedican sus gentes a conjugar el legado histórico de elaboración del vino y las nuevas tecnologías.

Junto a la calidad de los vinos, la comarca de Rioja Alavesa ofrece al visitante paisajes de gran belleza, muestras de la mejor arquitectura, actividades variadas en torno al vino y un excepcional maridaje entre unos caldos internacionalmente reconocidos y la mejor gastronomía.