El aumento de las cuotas de pesca por parte de ICCAT en el Atlántico este y el Mediterráneo podría poner en peligro la recuperación de la especie. WWF pide, por tanto, que no se incrementen las cuotas para pescar atún rojo este año

Madrid – Redacción – 31 OCT 13

“El fortalecimiento de la gestión por parte de ICCAT del atún rojo en los últimos años podría estar dando ya señales positivas en el Atlántico este y el Mediterráneo. Por tanto, tenemos que garantizar esta tendencia de recuperación aplicando de forma estricta las medidas de gestión actuales hasta que el Comité científico de ICCAT realice una nueva evaluación del stock”, apunta Sergi Tudela, responsable del Programa de Pesca del Mediterráneo de WWF.

El asesoramiento científico actual se basa en la evaluación del año 2012, ya que este año no se ha realizado ningún nuevo análisis del Atlántico este y Mediterráneo. El Comité Científico de ICCAT desaconseja acometer ningún cambio sustancial en la cuota actual y señala específicamente que se mantengan las capturas al mismo nivel que se acordó el año pasado (13.400 toneladas), lo que podría permitir a la población recuperarse completamente para el año 2022.

Pesca de atún rojo

Pesca de atún rojo

“Desoír a la ciencia conduciría otra vez a ICCAT a los años “oscuros”, cuando la gestión del atún rojo por parte de esta organización no se consideraba seria. WWF pide a ICCAT que no aumente la cuota de atún hasta que esta decisión esté basada en nuevos estudios científicos”, añadió Tudela.

Una de las principales lagunas que queda por resolver es la trazabilidad del atún rojo engordado en granjas. Un reciente estudio de WWF muestra que el actual sistema de documentación de capturas no puede rastrear adecuadamente el origen y la biomasa inicial de los peces, lo que podría dar lugar a importantes capturas por encima de las cuotas.

“Necesitamos saber con urgencia y de forma precisa la cantidad de pescado capturado y enjaulado en las granjas con el fin de cerrar la puerta a las capturas no declaradas”, señaló Susana Sainz-Trapaga, Programa de pesca  del Mediterráneo de WWF.

“La UE, España y el resto de estados costeros deben mantener los esfuerzos realizados hasta ahora en el seguimiento y control de las granjas de engorde y flotas para garantizar que no existen capturas por encima de la cuota”, añadió Raúl García, Coordinador de Pesquerías de WWF España. “Este control es esencial para la plena recuperación de la población. Estamos preocupados por la documentación de las operaciones conjuntas entre flotas y por la transferencia de cuotas que se ha venido produciendo en los últimos años entre segmentos de flota, su efecto en la población y su seguimiento, así como por la concentración del recurso en pocas manos”, concluyó.

Las medidas dirigidas a reducir la sobrecapacidad de la flota son cruciales para el éxito del plan de recuperación. El Comité científico expresa su preocupación sobre los niveles de capacidad de la flota que permitirían capturas muy por encima de las cuotas aprobadas.

La próxima reunión de ICCAT tendrá lugar del 18 al 25 noviembre en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. WWF seguirá de cerca los debates y las decisiones relacionadas con las cuotas de pesca de atún rojo del Atlántico y otras medidas de gestión que decidirán el futuro de uno de los peces más emblemáticos de todo el mundo.

Lo que WWF pide a ICCAT 2013:
• No al aumento del TAC por encima del nivel de 2013 (13.400 t).
• Revisión y fortalecimiento del plan para reducir la capacidad de pesca actual y ajustarla a la capacidad de captura real hasta el nivel de las posibilidades de pesca.
• Reformar de forma radical la cuantificación y la trazabilidad de los peces desde los buques de cerco hasta las granjas.
• Apoyar plenamente al Comité científico de ICCAT en su esfuerzo por desarrollar una nueva metodología y recoger nuevos datos que permitan una evaluación del stock mucho más fiable en 2015

Sobre el atún rojo:
Si tuviéramos que nombrar una especie emblemática del Mediterráneo, sin duda sería el atún rojo del Atlántico, uno de los peces de mayor envergadura y valor comercial en el mundo. Por esta razón, ha sido sobreexplotado durante décadas y víctima de la pesca ilegal, sobre todo en sus principales áreas de desove en el Mediterráneo.

La pesquería milenaria de atún rojo entró en una fase de grave deterioro durante la última década del siglo XX. En ese momento, la nueva práctica de capturar ejemplares en libertad para engordarlos en granjas marinas, antes desconocida en el Mediterráneo, se multiplicó sin control.

Esto generó una espiral de sobrepesca, ya que la creciente demanda de grandes atunes vivos impulsó el desarrollo masivo de flotas de cerco industrial y su expansión por casi todas las aguas del Mediterráneo, donde el atún rojo se daba cita para reproducirse. WWF fue el primero en advertir sobre esta nueva amenaza y desde 2001 ha encabezado la campaña internacional para evitar el colapso de la población de atún rojo y garantizar una actividad pesquera racional y sostenible.

Vídeo: Atún rojo, la sostenibilidad en riesgo pinchando aquí