WWF, que realizó recientemente la petición de una reunión para tratar la cuestión, ya que forma parte como socio del proyecto europeo Life+ Iberlince, programa a través del que se financian tanto las actuaciones que han venido realizándose desde el pasado verano, como las que ahora se concretan

Huelva – 23 FEB 2015 – INT

Representantes de las consejerías de Fomento y Vivienda y de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio se han reunido el pasado jueves con la organización ecologista WWF para abordar el programa de medidas concretas que se impulsarán en el marco del convenio de colaboración rubricado por ambos departamentos para combatir los atropellos de linces ibéricos en Andalucía.

Este acuerdo se firmó el pasado mes de septiembre para minimizar los accidentes por atropello de linces ibéricos en los principales ‘puntos negros’ (A-481, A-483 y A421), según ha recordado la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en un comunicado. En la reunión, a la que han asistido la viceconsejera de Fomento y Vivienda y el director general de Gestión del Medio Natural, se ha insistido en la intención de la Junta de llevar a cabo estas tareas “con mayor celeridad, si cabe”, ya que la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio acaba de asumir las competencias de Fomento y Vivienda.

Lince atropellado el pasado año / Foto de José Antonio Mayo

Lince atropellado el pasado año / Foto de José Antonio Mayo

 

De ahí que hayan vuelto a manifestar que este hecho supondrá “un revulsivo” en el desarrollo de estos trabajos. Ambas consejerías han decidido “priorizar” las acciones en las zonas donde se ha detectado una mayor concentración de atropellos llevando a cabo intervenciones selectivas que tendrán lugar en las carreteras A-481 (en el entorno de Hinojos, Huelva), A-421 y A-3001 (en el entorno de Adamuz, Córdoba).

Así lo han comunicado a WWF, que realizó recientemente la petición de una reunión para tratar la cuestión, ya que forma parte como socio del proyecto europeo Life+ Iberlince, programa a través del que se financian tanto las actuaciones que han venido realizándose desde el pasado verano, como las que ahora se concretan.

En el transcurso de la reunión, también se ha informado por parte de los representantes de la Junta que tras el último atropello de un lince, el pasado 9 de febrero en la A-481, técnicos de ambas consejerías han inspeccionado la zona para detallar las acciones más urgentes y evitar así más accidentes.

En este punto, se están ejecutando de manera inmediata, las obras de prolongación en unos 2.000 metros de la malla metálica de cerramiento de la carretera que conduzca a la fauna hacia los pasos inferiores existentes e impida el acceso a la vía.

Actuaciones en las últimas semanas

La Junta de Andalucía ha impulsado en las últimas semanas diversas actuaciones como la revisión de todas las mallas lineales existentes en las carreteras, la limpieza de vegetación en entradas de las obras de drenaje y pasos inferiores de carreteras para facilitar el paso de la fauna, la realización de desbroces perimetrales en cunetas para dar una mayor visibilidad, así como la vigilancia del cumplimiento de los límites de velocidad y la colocación de señales de advertencia, entre otras.

Cabe destacar, por otro lado, que el aumento de estos accidentes está ligado al incremento de las poblaciones linceras, que han pasado de 92 en 2002 a 332 en 2013, lo que conlleva una ampliación de la superficie de presencia de lince. Esto, unido a la nueva cepa de la enfermedad hemorrágica del conejo, hace que muchos ejemplares de esta especie se sitúen en áreas próximas a vías de comunicación.

El control de los atropellos de fauna silvestre no sólo constituye una importante medida de conservación, sino que apoya la seguridad vial y puede evitar accidentes de tráfico. Estas medidas se realizarán, por tanto, “sin afectar ni entorpecer la comunicación entre los pueblos y ciudades que conviven con el lince ibérico”.

Parte buena y mala

Desde la organización conservacionista WWF se ve la reunión, por un lado, de forma positiva en cuanto a las buenas intenciones y al compromiso de ejecutar un plan de actuaciones para resolver los puntos negros más importantes.

Si bien, el responsable del Programa de Especies de WWF España, Luis Suárez, ha señalado que salen “preocupados” de la reunión por el “retraso” y la “lentitud” en la aplicación de los fondos, por lo que solicita un calendario y un compromiso de ejecución “más claro”.

“Estamos de acuerdo en las actuaciones pero queremos un compromiso de ejecución más claro”, ha reiterado Suárez, que ha valorado las “buenas intenciones”, pero que espera “verlas refrendadas”.

De otro lado, pide que se cree una comisión de seguimiento de las actuaciones “más allá del proyecto del lince” y que incorpore a otras instituciones como por ejemplo la Guardia Civil de Tráfico, para que, entre otras cuestiones, sea efectiva la limitación de velocidad en algunas vías importantes para el paso de linces.

En este sentido, desde WWF se aboga, no tanto por medidas de emergencias, como por un plan de actuación alargado en el tiempo con un “compromiso más allá de la situación política y coyuntura actual” y “esté quien esté en los próximos meses”.