Seis establecimientos del pueblo se han unido a la iniciativa que ha arrancado hoy y finalizará el próximo fin de semana.

 

León – INT- 7 AGO 2014

Ayer fue inagurada la  XV Feria Artesanal de la localidad leonesa de Val de San Lorenzo, donde se ha rendido homenaje a la etnógrafa leonesa Concha Casado, a que han nombrado mantenedora de este encuentro de artesanos. Se trata de una cita reconocida en el calendario de ferias de Castilla y León que, según explicó el presidente de la institución provincial “sin duda, volverá a ser un éxito y atraerá a miles de visitantes de dentro y fuera de la comarca hasta esta siempre acogedora localidad del corazón de la Maragatería”.Val_de_San_Lorenzo_20090818_214

Además, ha hecho hincapié en el esfuerzo que se ha llevado a cabo desde el Ayuntamiento de esta localidad leonesa para abrir la Feria a todos los públicos, especialmente el infantil, para el que han organizado una programación específica basada en 14 talleres a través de los que los niños pueden conocer oficios tradicionales como alfarería tradicional leonesa, pisado de barro y elaboración de adobes y tejas, construcción de instrumentos musicales, elaboración de chocolate, tapices en lana, caligrafía cestería, pintar con lana, ilustración, juguetes de madera o cuentacuentos artesanales entre otros.

En los últimos 25 años, unido a sus investigaciones, se implicó en la puesta en marcha de diversas acciones museísticas y difusoras de la cultura tradicional, así como en la rehabilitación de varios enclaves de arquitectura tradicional, sobre todo en La Cabrera, y conventuales, como en Gradefes, Carrizo de la Ribera o San Miguel de las Dueñas.

En el campo museístico, además de su protagonismo en la creación y apertura del Alfar-Museo de Jiménez de Jamuz, del Encaje de Villar del Monte o del propio Museo Etnográfico Provincial de Mansilla de las Mulas, cabe destacar la tarea de Concha en la apertura del Centro de Interpretación Textil de La Comunal y el Batán Museo, aquí, en Val de San Lorenzo. “Instalaciones que albergan nuestra memoria histórica”, explicó Marcos Martínez. Además de los talleres para niños, la Feria cuenta con otras actividades dirigidas también a los adultos, como 42 demostraciones de curtidos en cuero, instrumentos musicales, modelado en barro, cestería, artes de pesca, jabones naturales, tapicería artesanal o caligrafía entre muchos otros.