Los hermanos Richard, Marco y Alejandra Sanz, de Bodegas Menade lanzan esta misma semana la añada 2015 de sus vinos jóvenes Menade Verdejo y Menade Sauvingnon Blanc, dos semanas después de haber sacado al mercado su Dulce Menade

Rueda (Valladolid) – 18 NOV 2015 – Redacción

Tanto Menade Verdejo como Menade Sauvignon son vinos con una paleta aromática compleja, llena de matices, pero quizás con algo menos de intensidad que anteriores añadas, debido principalmente al calor registrado durante todo el ciclo vegetativo.

“En boca encontramos mucha densidad, vinos con volumen, glicéricos”, explica el enólogo Richard Sanz, y concluye que son vinos con gran potencial de envejecimiento, es decir, con una maduración más larga.

Viñedo de Menade en Rueda

Viñedo de Menade en Rueda

A pesar de la falta de lluvias y las altas temperaturas, el grado alcohólico no se ha disparado especialmente, se sitúa casi en los 14% Vol. en Menade Sauvignon  y alrededor de 13% Vol. en Menade Verdejo.

Bodegas Menade terminó la vendimia con una merma de producción de en torno a un 25% respecto al año pasado, pero el control de los rendimientos en cada una de las parcelas ha favorecido que la producción de Menade Verdejo se mantenga similar a otras cosechas, en torno a las 700.000 botellas.

“La vendimia se ha desarrollado de manera tranquila, pausada, parcela por parcela y con un clima excelente”, comentaba Richard tras finalizar la vendimia. La lluvia caída en la primera semana de septiembre no afectó a la calidad del fruto pues, según explicaba, “el equilibrio de una cepa se trabaja y consigue desde la poda, no unos días antes de la vendimia; ahora ya empezamos a pensar en la siguiente cosecha”.