La iniciativa cuenta también con el apoyo de los 12 municipios navarros en los que se desarrolla

Pamplona – 9 NOV 2015 – Redacción

El proyecto está liderado por el Gobierno de Navarra a través de la empresa pública Gestión Ambiental de Navarra y participan como socios el Centro de Recursos Ambientales de Navarra (CRANA), el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la empresa pública estatal Tragsa.

Para poder llegar a finalista el proyecto del Gobierno de Navarra ha tenido que superar dos procesos de selección consecutivos muy rigurosos llevados a cabo por un panel de expertos europeos de reconocido prestigio en el que se valoraba no sólo el proyecto concreto sino la trayectoria de protección y restauración de los ríos.

Visón europeo

Visón europeo

El proyecto navarro compite con otras dos iniciativas: una ejecutada en el río Segura, y otra acometida en el río Trent (Inglaterra). El ganador se conocerá en la gala final que se celebrará en Viena el 3 de marzo de 2016.

El Thiess International Riverprize comenzó en 1999 y está considerado el más prestigioso galardón medioambiental del mundo, aunque sólo premia la restauración fluvial. Desde 2014 se convoca un premio europeo que representa a Europa en el certamen mundial. Este galardón está promovido por la International River Foundation, en colaboración con el Centro Europeo de Restauración Fluvial, la Comisión Internacional para la Protección del Danubio y Coca-Cola Europa. Reconoce las acciones más sobresalientes en gestión fluvial. El montante del premio (25.000 euros) se debe invertir en el río.

En relación con el proyecto finalista, la Dirección de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra ha destacado que ha sido importante el proceso de concienciación de la población y de los gestores municipales, así como, su implicación en la toma de decisiones. En este sentido, subraya la labor de dinamización del voluntariado que está desarrollando el Punto de Información Territorio Visón de Falces.

El río Aragón, Territorio Visón

El río Aragón es un gran río mediterráneo (5.860 km2). Factores geológicos poco frecuentes hicieron de sus tramos bajos uno de los ecosistemas fluviales más dinámicos y complejos de la Península Ibérica, y uno de los paisajes más excepcionales de las llanuras fluviales europeas.

Su singularidad no pudo evitar que las políticas hidráulicas implementadas entre los años 70 y 90 lo transformasen radicalmente. Se vio fuertemente simplificado y sufrió una incisión a escala territorial que llevó al un reducción dramática de sus valores ambientales. Pese a ello, mantuvo la población de visón europeo más importante del sur de Europa, uno de los mamíferos más amenazados del mundo. A la luz de este dato, y dada la excepcionalidad de sus características, el Gobierno de Navarra se propuso un difícil objetivo: Restaurar un ecosistema fluvial salvaje, complejo y dinámico en un territorio fuertemente humanizado.

‘Territorio Visón’ es un proyecto navarro financiado por la Comisión Europea a través del Programa LIFE+ ‘Naturaleza y Biodiversidad’. Está dirigido a la recuperación de los hábitats que utiliza el visón europeo en su ciclo vital y a mejorar el estado de conservación de su población.

La zona comprendida por las localidades de Funes, Peralta, Falces, Caparroso, Villafranca, Marcilla, Milagro, Murillo el Fruto, Murillo el Cuende, Carcastillo, Mélida y Santacara alberga unos 350 ejemplares, la mayor agrupación de esta especie existente en Europa y una de las pocas cuya continuidad es viable.