El Museo Thyssen-Bornemisza exhibe en su entrada la obra ‘Hércules en la corte de Onfalia’ (1537) de Hans Cranach, tras el proceso de restauración y estudio técnico al que ha sido sometido este cuadro de su colección durante los últimos meses

Madrid – Redacción – 03 FEB 2014

Junto a la obra restaurada, cuyo trabajo ha sido subvencionado por el Programa de Patrimonio del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania, se muestran las imágenes del antes y el después de los trabajos, así como un vídeo con detalles de la intervención, análisis de materiales, rayos-x, reflectografía infrarroja y fotografías ultravioleta y de alta resolución.

La obra narra un episodio mitológico en Lidia, a donde Hércules había llegado para redimir su culpa tras asesinar a su amigo Ifito. La reina Onfalia le convierte en su esclavo y amante, y le obliga a vestir con ropas de mujer y a realizar tareas femeninas, mientras ella luce las ropas y los atributos del héroe.

El tratamiento ha consistido principalmente en la limpieza del cuadro, eliminando la capa de barniz que había amarilleado con el paso del tiempo, así como la corrección de antiguos retoques y repintes y la consolidación del soporte y de la capa pictórica. El resultado permite contemplar ahora la tabla totalmente renovada, tal y como fue concebida por su autor, con una mayor sensación de profundidad y con el rico colorido y los delicados matices que permanecían ocultos bajo las capas alteradas.

Cranach fue un artista meticuloso e interesado siempre por los detalles y la precisión de las pinceladas, casi dibujadas en sus obras; un estilo y una maestría que, gracias a esta intervención, vuelven a apreciarse en toda su plenitud.

Nacido en Wittenberg hacia 1513, Hans Cranach fue el hijo mayor de Lucas Cranach el Viejo y fundador de un importante taller en el que también trabajó su otro hijo, Lucas Cranach el Joven.

Vea aquí la restauración del ‘Hércules en la corte de Onfalia’