España ha logrado ampliar su cuota de rape y merluza para este año a través de intercambios con Francia y tras una serie de negociaciones entre la Secretaría General de Pesca y la administración pesquera francesa sobre intercambios de posibilidades de pesca para 2014

Madrid – Redacción – 14 MAR 2014

Dado que las cuotas más necesarias para España corresponden a las poblaciones de rape y merluza que se capturan en aguas comunitarias de las zona CIEM VI, VII, aguas del Oeste de Escocia y de Irlanda, se ha hecho un esfuerzo particular para conseguir más cuota de rape en aguas de Irlanda, consiguiéndose 1.600 toneladas de rape frente a las 1.100 del pasado año.

En cuanto a la merluza, si bien España dispone para 2014 casi un cincuenta por ciento más de cuota que el año pasado, se ha logrado también, a través de los intercambios, 930 toneladas de la zona VI y VII (aguas del Oeste de Escocia y de Irlanda) y 588 toneladas VIIIabde (aguas de Francia).

Ejemplar de rape fresco

Ejemplar de rape fresco

Este año se han conseguido también cuotas de brótola, así como de otras especies como el eglefino, carbonero y merlán, de las que España no tiene cuotas y que, al capturarse conjuntamente con la merluza y el rape, obligaba a su descarte.

Según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente el acuerdo de intercambios de cuotas garantizará la actividad pesquera de la flota de Gran Sol, particularmente en relación con las pesquerías de merluza y rape y a las denominadas mini cuotas de eglefino, carbonero y merlán. Mientras, las cuotas de brótola posibilitarán a la flota del caladero nacional mantener la pesquería de esta especie durante más tiempo que en años anteriores.

Con este acuerdo concluyen los principales intercambios para 2014 quedando durante el resto del año negociaciones puntuales de otras especies.

Al igual que en años precedentes, la negociación de estos intercambios es necesaria para completar cuotas de pesca insuficientes de determinadas especies. Desde la entrada de España en la entonces Comunidad Económica Europea en 1986, la situación de las cuotas de pesca que corresponde a la flota española ha sido muy desequilibrada, lo que ha obligado a conseguir cuotas a través de intercambios con otros Estados Miembros, de los cuales el principal suministrador ha sido Francia.