Ibiza ha presentado el miércoles en Fitur algunos de sus atractivos más desconocidos para el público general con el que busca atraer a más visitantes a la isla al tiempo que mantiene su atmósfera única

Ibiza – 21 ENE 2016 – Redacción

La actividad de Ibiza en temporada baja pivotará entorno a tres ejes: cultura, deporte y gastronomía, que complementarán la oferta de ocio y exclusividad con la que la isla se ha hecho famosa en todo el mundo. Todo ello gracias en parte al clima templado del que goza la isla que la convierte en destino de relevancia los 365 días del año.

Esta oferta coincide con una importante inversión por parte de los empresarios del sector hotelero para mejorar la calidad de la planta hotelera de la isla, adaptando la misma a las nuevas tecnologías.

Ibiza

El deporte es uno de los atractivos con los que Ibiza busca atraer a visitantes. La isla dispone de una gran oferta deportiva que puede estar a disposición de aquellos equipos que quieran pasar un espacio de tiempo para entrenar en la isla durante los meses de invierno, además de también contar con posibilidades para la organización de pruebas, hasta incluso de carácter internacional, de un buen número deportivas. Así, destacan pruebas como La Ruta de la Sal (Regata de altura embarcaciones de crucero a vela); el XVI Quadriatlon Isla de Ibiza o el X-Terra Ibiza Triatlón Cross.

La gastronomía propia de Ibiza es también un atractivo poco conocido. Las cocinas de los restaurantes de la isla, son cada vez más reconocidas por todo el mundo y muchos de ellos destacan por su apuesta por los productos locales como elemento para potenciar el turismo gastronómico. Así, la isla cuenta con cocineros como Paco Roncero, quien cuenta con un establecimiento dentro del marco del Hard Rock Hotel, los hermanos Adrià, quienes junto con Cirque du Soleil han lanzado una oferta gastronómica y de entretenimiento denominada Heart;; o el Restaurante Lio, que ofrece en el incomparable marco del puerto de Ibiza una combinación de buena cocina y un espectáculo.

Los amantes de la cultura pueden tener en Ibiza su destino. La isla cuenta desde 1999 con el reconocimiento por parte de la UNESCO de una serie de bienes patrimonio de la humanidad. La ciudad amurallada de Dalt Vila es ciudad patrimonio de la humanidad. Se trata de un recinto abierto al público y que alberga en su interior diversos museos, iglesias y numerosos edificios emblemáticos. Los restos del poblado público de Sa Caleta y las praderas de posidonia son también bienes patrimonio de la humanidad.

Además Ibiza cuenta con el museo arqueológico y la necrópolis de Puig des Molins, de nuevo abierto al público tras muchos años cerrado por reforma. Es uno de los más importantes de Europa por los restos púnicos que allí se conservan además de una necrópolis abierta a los visitantes

Ibiza