El 6 de septiembre de 1940, el Boletín Oficial del Estado publicaba un decreto por el que se declaraba al municipio salmantino de La Alberca como Monumento-Histórico Artístico. Era la primera vez que a una localidad de España se le reconocía con esta distinción

La Alberca – 4 MAY 2015 – Redacción

En el propio anuncio, se ponía de manifiesto que la propuesta había partido de los “deseos de eximios artistas, tanto nacionales como extranjeros”, con el fin de ser “fiel guardador de la belleza de su caserío, que tantas obras maestras ha sugerido”.

Aunque se explicaba que carecía de edificios de valor monumental en sí mismos, las casas serranas típicas de la zona, que consideraban estaban “cargadas de emoción artística y de sorpresas pintorescas”, le hacían merecedor de esta concesión, por tratarse de construcciones singulares que le dan un aspecto singular y bello. Es más, se resaltaba que “ha sido y es el encanto de artistas y poetas que en ella aciertan a detenerse”.

Hoy es hogar de artistas, artesanos, algunos venidos de grandes ciudades en busca de la tranquilidad, al igual que ya hicieran casi un siglo atrás otros artistas que quedaron “atrapados” por ese encanto del que se hablaba en el decreto y que inspiraba a la creación.

En ese tiempo, se ha sabido conjugar el tipismo y la tradición más ancestral, con el turismo y toda una serie de servicios que hacen de éste el “centro turístico de la Sierra”.

La Alberca Salamanca

Plaza Mayor de La Alberca con los soportales y el crucero con el Crucificado en el anverso y la Virgen en el reverso / Foto de albereka.com