La Tokyo Designers Week y la Embajada de España en Tokio acogerán a partir del 26 de octubre la exposición Tapas. Spanish Design for Food

Tokio – Redacción – 31 OCT 13

Tapas. Spanish Design for Food un macroproyecto organizado por Acción Cultural Española que pretende mostrar cómo el diseño y la alimentación se han interrelacionado desde siempre y cómo la disciplina del diseño se ha ocupado de buscar soluciones a los problemas que ha ido planteando el mundo de la gastronomía. Paralelamente, se podrá ver en el Moore Building de Miami desde el 9 de noviembre hasta el 15 de diciembre coincidiendo con la feria Art Basel Miami Beach. Tras su paso por Japón y La Florida, la exposición viajará en 2014 y 2015 por otras ciudades de Asia y América, como Washington (EE.UU.) entre enero y marzo de 2014 y en Seúl (Corea del Sur) entre febrero y abril de 2014.

Particularmente, esta muestra itinerante -comisariada por el arquitecto y diseñador Juli Capella-, hará hincapiié en cómo la cultura española ha aportado inventos y soluciones ingeniosas al respecto a lo largo de su historia, desempeñando un papel destacado en todo momento. Esta asociación, además de frutos desde un punto de vista funcional, los ha dado en el mundo del arte, que se ha inspirado en la comida y ha dado lugar a interesantes piezas que transitan entre la instalación artística y el discurso antropológico.

España aúna como valores propios diseño, creatividad y gastronomía. Tanto en la materia prima como en su preparación, en su vertiente teórica, en los diseños inspirados, la cultura gastronómica española traspasa fronteras y compite en el mundo al más alto nivel. Diseñadores, chefs, empresas e instituciones españolas contribuyen día a día a construir esta cultura que, indudablemente, supone un patrimonio inmaterial de gran valor. La exposición estará acompañada de un programa paralelo de encuentros entre profesionales españoles y japoneses. 

Exposición Tapas. Spanish Design for Food,

Exposición Tapas. Spanish Design for Food,

Modernidad y vanguardia

Tapas reúne objetos diseñados o fabricados en España, por un español aunque estén elaborados en otro país, o ideadas por extranjeros producidas en España. La exposición ofrece un aspecto de modernidad y de vanguardia con algunos de los diseños realizados exclusivamente para restaurantes de alto nivel como el que fuera elBulli, El Celler de Can Roca, (elegido en 2013 como mejor restaurante del mundo) o Mugaritz. Diseñadores, arquitectos, bodegas, vinos, restaurantes y cocineros contribuyen con sus obras a esta exposición en la que, además de los más de dos centenares de piezas, podrá verse una amplia recopilación de botellas de vino que destacan por su atrevido y atractivo etiquetaje. La exposición incorpora un audiovisual con una selección del interiorismo de restaurantes españoles. Asimismo, muestra reconocidas bodegas de la geografía española que destacan por la calidad de su diseño arquitectónico realizado por Gehry, Hadid o Moneo.

Ferran Adrià, quien afirma “cocinar es diseñar platos”, comenzó una pequeña revolución al incorporar diseñadores industriales en su cocina para presentar sus creaciones de forma exclusiva. Entre los diseñadores, arquitectos y cocineros que contribuyen con sus obras a la exposición se encuentran algunos de los mejores del mundo. La muestra termina con las intervenciones ex profeso de dos destacados creadores de Food Design que han dedicado parte de su obra al tema gastronómico: elex-designer Martí Guixé que ha creado un menú de comida líquida; y Antoni Miralda, artista multidisciplinar, que ha ideado un Photocall triangular con tres recetas de tapas típicas españolas, donde los visitantes podrán retratarse y participar escribiendo sus recetas favoritas.

Cocina, mesa y comida

La exposición se articula en tres grandes apartados que, a su vez, abarcan diversos temas fundiéndose teorías con objetos, ámbitos diferentes y profesionales de distintas disciplinas.

  • La cocina. Es el ámbito del trabajo, un laboratorio donde confluyen funcionalidad y estética. Un sitio presente en el hogar y en el restaurante en el que no faltan el menaje, los utensilios, los aparatos, los recipientes y el mobiliario que se utiliza para preparar la comida, tales como cacerolas, cubiertos, recipientes y utillaje diverso para manipular los alimentos, procesarlos, cocinarlos y, finalmente, disponerlos en las fuentes o platos que van a llegar a la mesa. En este espacio, en principio reservado para el trabajo, antes primaba la funcionalidad, pero los nuevos materiales y el hecho de que la cocina haya ido adquiriendo cada vez mayor importancia dentro del hogar, han ido cambiando los hábitos y la estética del mobiliario y los objetos que se encuentran en ella.
  • La mesa. Es el espacio donde degustar la comida y la bebida, donde compartir y donde se aúnan mobiliario y arquitectura con la funcionalidad y la estética. En este apartado se puede ver un auténtico universo de objetos diseñados para la presentación de la comida y su degustación. Tanto en el entorno doméstico como en un restaurante, en el avión o en un pic-nic campestre, el acto de comer va acompañado de un ritual objetual que varía según las circunstancias y puede incluir desde el objeto más pequeño como un salero, pasando por la vajilla, la cubertería, la cristalería, la mantelería, el mobiliario —mesas, sillas, lámparas— y la decoración interior, hasta llegar a la arquitectura de los restaurantes y bodegas famosas.
  • La comida. Las materias primas, las técnicas y la dietética uniendo tradición y modernidad. En este apartado, dividido en varios ambientes, se muestran, por un lado, los productos alimenticios que presentan una singularidad desde el punto de vista formal. Cómo productos tradicionales españoles “pensados” por el hombre, en su forma o en su concepto (la aceituna rellena de anchoa, un churro o la paella, cuya autoría se pierde en los tiempos) han evolucionado y, por otro, las más elaboradas y vanguardistas técnicas ideadas por los cocineros más innovadores. Desde la materia prima de origen español como el jamón ibérico, hasta la creación más sofisticada nacida en elBulli, pasando por recetas gastronómicas propias como la paella o el gazpacho, o por verdaderos hallazgos de origen anónimo como el conocido pincho vasco se revisan en este ámbito en la que se hacen referencias y anécdotas históricas al origen de la famosa tapa como la que cuenta, entre las varias explicaciones que de él hay, que posiblemente en el s. XIII, cuando Alfonso X el Sabio padeció una enfermedad le aconsejaron tomar de vez en cuando algo de vino para su cura; para evitar los efectos del alcohol, lo acompañaba de pequeños bocados. Posteriormente, convencido de la bondad de este hábito, obligó a los mesones de Castilla a servir el vino acompañado de una pequeña ración de comida.