Conmemorando el 200 aniversario del nacimiento de Enrique Gil y Carrasco, el próximo día 6 de mayo, a las 21:00 horas, el Auditorio Municipal Ciudad de León acogerá la representación «Nocturnos con Niebla», de Ovidio Lucio Blanco, a cargo de la compañía ponferradina Teatro Conde Gatón

León – 4 MAY 2015 – Redacción

Hace ya 38 años que “El Señor de Bembibre”, por obra y gracia del entusiasmo de muchas personas, cobró vida en los mismos escenarios donde lo imaginó el autor, en un intento de rescatar del olvido injusto, alguna de sus obras.

Pero, si éstas son importantes, la propia existencia de Gil y Carrasco no es menos literaria e ilustrativa. Nocturnos con niebla nace de la necesidad de dar a conocer esa existencia, la breve biografía de su corta pero agitada vida, la que conocemos. Un espectáculo multiforme, con diferentes técnicas teatrales, que pueden subrayar las diferentes facetas de la vida y obra de Gil y Carrasco, con un espacio escénico transformable, que sugiere diferentes escenarios; desde los Cafés y tertulias de un Madrid efervescente culturalmente, a los interiores de la época berlinesa, del más puro realismo.

Imagen de la primera representación de la obra, por Conde Gatón, en 1996.

Imagen de la primera representación de la obra, por Conde Gatón, en 1996.

Estructurado en tres actos, perfectamente diferenciados entre sí, se ciñe al esquema clásico, pero no así la línea narrativa, que es cambiante, llena de retrospecciones. Los tres actos se han denominado «nocturnos», como una referencia a las piezas musicales de algunos compositores románticos (Chopin), y también porque la acción de la obra sucede en tres noches diferentes, que son a su vez una sola noche, la de la agonía de Enrique Gil y Carrasco. El primer nocturno, en el Bierzo, se corresponde con la infancia y el destierro. El segundo nocturno, en Madrid, se corresponde con la plenitud artística. El tercer nocturno, en Berlín, representa la muerte y el olvido. Los espacios sonoros y la luz son elementos fundamentales en la narración, acotando escenas, tiempos y los diferentes espacios. Es un espectáculo eminentemente visual.

Estrenada en 1996, al conmemorar el 150º aniversario de la muerte Gil y Carrasco, esta versión será protagonizada por el actor berciano, residente en Gijón, Luis Alija Fernández Trigales; le acompañan sobre el escenario, Rosa Alonso,Mariña Fernández, Sergio Temprano, José Luis Gutiérrez, Mª Encina Varela, Diego Madero, Javier Louzao, José Manuel Neira, Santiago Antelo, José Manuel Valcárcel, José Enrique Pallas, José Enrique Rodríguez, Adrián Temprano, Sara Rodríguez y Mónica López.