La Feria Nacional del queso de Trujillo se celebrará desde el 30 de abril hasta el próximo 3 de mayo en la Plaza Mayor de Trujillo

Trujillo (Cáceres) – 30 ABR 2015 – INT

Del 1 al 4 de mayo, la Plaza Mayor de Trujillo desprenderá aromas y ofrecerá sabores de quesos de oveja, cabra y vaca en sus modalidades de pasta blanda y pasta dura, azules, cremas y tartas de queso, aromatizados, o acompañados de mermelada, membrillo o pimentón, entre otras variedades.

En su degustación, los visitantes y profesionales del sector tendrán la oportunidad de acompañar a los quesos con vinos Ribera del Guadiana y cervezas extremeñas.

Feria queso trujillo

Más de un centenar de espacios expositores darán cabida a quesos elaborados y procedentes de todas las comunidades autónomas, con especial protagonismo del País Vasco, así como de Francia y Portugal, a los que se suma Holanda como país invitado.

También serán protagonistas los quesos extremeños, especialmente los de las denominaciones «Torta del Casar», «Queso Ibores» y «Queso de la Serena», que además serán la base de las Jornadas Gastronómicas en las que participarán once restaurante trujillanos.

Este año, Holanda es el país invitado y aportará una treintena de quesos, algunos de ellos elaborados con leche de la variedad Remeker Purr, cuya materia prima procede de la vaca Jersey, de origen británico y de difícil acceso para el consumidor.

El público asistente podrá participar en el taller de elaboración artesanal de queso de cabra, asistir a los conciertos gratuitos de los grupos extremeños Bambikina, Burgim y Rui Díaz & La Banda Imposible o visitar la II Feria de Artesanía.

El certamen servirá también para respaldar el título de Cáceres como Capital Española de la Gastronomía 2015, por lo que esta ciudad tendrá un espacio propio para su promoción.

Además, y de cara al público, se realizará una demostración de cocina a cargo del chef Joaquín Felipe, ganador del premio a la mejor tapa de diseño en el certamen Madrid Fusión 2015 y jefe de cocina del restaurante Aspen de La Moraleja (Madrid).

En la pasada edición alrededor de 175.000 personas visitaron esta feria, en la que se vendieron unas 350.000 degustaciones a un precio de 0,50 euros, el mismo que se fija para este año.