Málaga y Almería tienen muy señalado agosto en el calendario. Málaga vive en agosto su fiesta más importante en la que sus calles se llenan de alegría y colorido

Málaga – 18 AGO 2015 – INT

Del 15 al 22, la capital costasoleña se viste de colores y se convierte en una ciudad mágica, llena de alegría y de vida, donde en cualquier rincón se puede degustar un buen vino, escuchar música o disfrutar de los bailes más populares de la provincia, verdiales o malagueñas.

La inauguración será la noche del viernes 14 al sábado 15 de agosto, con el tradicional pregón y los fuegos artificiales. La feria brinda multitud de propuestas diferentes, desde caballos desfilando por sus calles a museos abiertos durante todo el día o exposiciones abiertas en el centro de la ciudad. Su gran peculiaridad, que la hace distinta del resto, es que se vive en dos escenarios distintos: la feria del centro de la ciudad y la del Real, en el Cortijo de Torres, especialmente acondicionado para casetas y atracciones de todo tipo. El Auditorio Municipal, la caseta de la Juventud, la caseta Copla y Flamenco, la Caseta Municipal Infantil y la Feria del Centro serán como cada año los escenarios de las diferentes actuaciones musicales que se celebrarán a lo largo de toda la semana con artistas destacados como cada año.

Feria de Málaga en la Calle Larios

Feria de Málaga en la Calle Larios

El primer sábado de la feria se realiza la ofrenda floral en honor de la Patrona de la ciudad, Nuestra Señora de la Victoria. Previamente, la noche del viernes se realiza en el Ayuntamiento el pregón, que da comienzo a los festejos con un gran espectáculo de fuegos artificiales con luz y sonido y la iluminación en el Paseo del Parque.

Es una feria de contrastes, de modernidad y tradición, con dos lugares principales de celebración. Por un lado la Feria de Día, en el centro, que se desarrolla en las principales calles de Málaga con Marqués de Larios como columna vertebral. La mayoría del público suele ser gente joven, que baila al ritmo de la música que se escucha por todas partes y se acerca a los bares que sacan sus barras y altavoces con música, sobre todo malagueñas, a la calle. El horario suele ser de 12:00 a 20:00.

En la calle Marqués de Larios es fácil encontrar las pandas de verdiales, que ponen el toque musical con el sonido tradicional de la feria malagueña. Por otro lado, la feria de noche se ubica en el Real del Cortijo de Torres. Este es un recinto perfectamente acondicionado, con más de 200 casetas. Están presentes las peñas, cofradías, empresas, etcétera.

Con más de 500 años de historia, verdiales y música pop, lunares y vaqueros, vino dulce y rebujito, feria en el centro de la ciudad y feria en el Real de Cortijo de Torres, tradición y modernidad. En la Feria de Málaga el visitante puede encontrar multitud de opciones diferentes para la diversión.

La ciudad en feria está llena de posibilidades. Además de las playas de Málaga, el Jardín Botánico-Histórico de La Concepción es una excelente opción para pasear y descansar del colorido de la Feria. También puede optar por quedarse en la ciudad: pasear por sus calles y visitar alguna exposición o alguno de los museos como Museo Casa Natal Pablo Ruiz Picasso, Museo Picasso de Málaga , CAC Málaga, Museo Catedralicio, MIMMA, el Centre Pompidu Málaga , etcétera.

Asimismo, la ciudad cuenta con una extensa red de oficinas y puntos de información turística, en los que el visitante podrá encontrar todo aquello que necesite para hacer su estancia en Málaga más agradable. La Feria de Málaga tiene su origen en la conmemoración de la incorporación de Málaga a la Corona de Castilla por los Reyes Católicos, que entraron en la ciudad el día 19 de Agosto de 1487. En dicha Reconquista, recuperaron para la ciudad la imagen de la Virgen de la Victoria, hoy patrona de la ciudad. Por esta razón, para la determinación anual de su calendario se establece como referencia la necesaria inclusión del día 19 de agosto.

Almería vive sus días de mayor alegría en el mes de agosto, cuando celebra a partir de la segunda quincena, en este caso del 22 al 29 de agosto, sus fiestas en honor a la Virgen del Mar. Toda la ciudad se convierte en una fiesta, pues a mediodía el visitante tiene la oportunidad de degustar la gastronomía de la zona antes de dejarse caer por el Real de la Feria. Así, en la Feria del Mediodía de Almería se celebra el clásico concurso gastronómico, con suculentas tapas en el centro de la ciudad. Además, también se desarrollan en esta época el Festival Folclórico de los pueblos Ibéricos y del Mediterráneo y un Festival Flamenco. En el Real, un amplio recinto situado junto al mar en la que la diversión está garantizada hasta el alba, acoge espectáculos y numerosas orquestas y conciertos.

Por otro lado, la Feria Taurina cuenta con un cartel extraordinario, con los primeros espadas del panorama nacional. Casetas de baile en el recinto ferial, macroconciertos, actividades ecuestres, concursos y una Feria de Alfarería Popular a lo largo del Paseo, son los máximos exponentes de la Feria, que también ofrece una amplia programación para los más pequeños. El recinto ferial está situado junto al Palacio de los Juegos Mediterráneos, que acogerá numerosos conciertos de grandes artistas. Merece la pena recorrer el centro histórico de la capital y degustar las típicas tapas almerienses, tanto en los bares y tabernas, como en las casetas.

Feria de Almería

Feria de Almería