La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Fomento y Medioambiente, formará durante el mes de marzo a 270 agentes medioambientales, celadores y técnicos en ecosistemas fluviales y humedales

Valladolid – 7 ABR 2015 – Redacción

La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Fomento y Medioambiente, formará durante el mes de marzo a 270 agentes medioambientales, celadores y técnicos en ecosistemas fluviales y humedales, en el marco del proyecto ‘Life MedWetRivers’ es una iniciativa de la Unión Europea para el seguimiento de las zonas húmedas y riberas mediterráneas en Natura 2000.

El programa se prolongará hasta el año 2017 y cuenta con una inversión de 2.744.394 euros, de los que la Unión Europea aporta el 46,7 por ciento y el resto la Junta de Castilla y León, la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama).

Laguna Negra en la Sierra de Urbión / Foto de wikipedia

Laguna Negra en la Sierra de Urbión / Foto de wikipedia

Para ello, se desarrollará un programa de gestión y de seguimiento de las especies y sus hábitats en el marco de los LIC (Lugares de Importancia Comunitaria) y ZEPAS (Zona Especial de Protección de Aves), de forma coordinada entre las administraciones con competencias en la planificación y gestión del agua y de los espacios naturales e instituciones, organismos y asociaciones de protección de la naturaleza y el medio ambiente que colaboran en el programa, integrando en los procesos de planificación a todos los sectores sociales implicados y vinculados al medio acuático.

El ámbito de actuación en Castilla y León comprende 418.179 hectáreas de LIC y ZEPA fluviales y humedales de nuestra Comunidad, el 17 por ciento de la Red Natura 2000 en Castilla y León fuentes de la Junta de Castilla y León.

De esa cifra global, 212.824 hectáreas corresponden a LIC y 205.354 hectáreas a ZEPA, de 60 espacios protegidos por la Red Natura 2000. En concreto, se refiere a tres ZEPAs de humedales, diez ZEPAs fluviales, once LIC humedales y 36 LIC fluviales. Supone casi el 40 por ciento de la superficie LIC de Castilla y León, el 16,2 por ciento de España y el 3 por ciento de la UE.

Asimismo, se trata del 48 por ciento de la superficie ZEPA de la Red Natura de Castilla y León, casi el 20 por ciento de España y el 3,5 por ciento de la UE.

Éstas son zonas que, además, cuentan con otros niveles de protección dado que se ubican en nueve Espacios Naturales protegidos de Castilla y León. En concreto, Villafáfila, Sierra de Urbión, Sierra de la Demanda, Castronuño, Hoces de Riaza y Duratón, Cañón Río Lobos, Arribes del Duero y La Fuentona y dos humedales protegidos a nivel internacional, La Nava y Villafáfila.

Objetivo «esencial»

La Unión Europea considera «esencial» la conservación y protección de las zonas húmedas y ríos de los estados miembros. Mediante el Programa LIFE, la UE pretende garantizar el mantenimiento o recuperación de las zonas húmedas y ríos de Castilla y León.

Además, la UE considera que esta iniciativa debe servir de modelo de gestión y seguimiento para otras comunidades autónomas de España y otros Estados miembros de la Unión Europea en la región biogeográfica mediterránea.

Esta iniciativa ‘LIFE’ contempla la elaboración de un Programa de Gestión participado de LIC/ZEPA fluviales y humedales en Castilla y León así como un programa de seguimiento de hábitats y especies de interés comunitario ligados a medios fluviales y humedales en la región biogeográfica mediterránea.

Se establecerán intercambios de experiencias para fortalecer las redes de gestión de la Red Natura 2000, se integrará dicha Red en el seguimiento de la CHD sobre cantidad y calidad de agua, y se favorecerá el acceso al público a través de herramientas informáticas vía internet.

Esta iniciativa tiene como principal objetivo garantizar el mantenimiento y la recuperación de los hábitats y especies de interés comunitario ligadas al agua en la Red Natura 2000, informaron a Europa Press fuentes de la Junta de Castilla y León.

Urogallo cantábrico - Foto de Andoni_Canela

Urogallo cantábrico – Foto de Andoni_Canela

Hábitats y especies protegidas

Este proyecto ‘LIFE’ supone un beneficio sobre la mayoría de las especies y hábitats por los que fueron declarados esos espacios de protección.

Se trata de 48 tipos de hábitats, 42 especies, entre los que cabe citar ocho invertebrados, seis especies de peces, once especies de flora, 13 especies de mamíferos y cuatro especies de anfibios y reptiles, y 169 especies de aves.

A través del proyecto se realizan inventarios de diferentes grupos de fauna indicadores de la calidad de los ecosistemas fluviales y humedales para su actualización como anfibios, murciélagos, moluscos, desmán ibérico y aves —-pico menor, martín pescador, carraca y torcecuello—-.

A raíz del trabajo de campo realizado en los ecosistemas de Castilla y León se realizarán durante el mes de marzo jornadas de formación a 30 profesionales medioambientales en cada una de las provincias de la Comunidad.

Otros proyecto life en cyl

En Castilla y León están en marcha otros proyectos ‘LIFE’ relacionados con la conservación del urogallo cantábrico y su hábitat, la protección del desmán, y la iniciativa conéctate a la Red Natura.

El programa LIFE sobre acciones para la conservación del urogallo cantábrico y su hábitat en la Cordillera Cantábrica pretende mejorar el estado de conservación de esta especie y sensibilizar a los ciudadanos. Beneficia a 16 ZEPA de la Cordillera y colaboran Castilla y León, Galicia, Cantabria, Asturias, Parques Nacionales, ‘SEO BirdLife’ y Fundación Biodiversidad.

El programa ‘LIFE’ de protección del desmán pretende mejorar su hábitat y actúa sobre 769.201 hectáreas de la Red Natura 2000 en 29 LIC, 15 Espacios Naturales, diez Reservas de la Biosfera y un Parque Nacional de seis provincias españolas, cinco de nuestra Comunidad —-León, Zamora, Salamanca, Ávila y Palencia, y Cáceres—-.