El mimo en los detalles y la calidez que caracteriza el savoir faire de La Vella Farga son los principales ingredientes de un plan en plena naturaleza con espacios totalmente pensados y decorados para vivir el lujo de sentirse como en casa pero con el confort y el servicio de un hotel que busca sorprenderte

Lérida – 9 NOV 2015 – Redacción

El equipo de La Vella Farga ha diseñado para tu familia tres días para disfrutar de una mágica Navidad, auténtica y cercana.

24 de diciembre. El camino que conduce a la finca del hotel aproximará a las familias que quieran obsequiarse con una celebración de Navidad en La Vella Farga. La silueta de sus muros nobles y centenarios; el calor de la chimenea encendida; las luces cálidas del hotel en el silencioso y arbolado valle con vistas a la montaña del Port del Compte. Los aromas a madera y bosque darán la bienvenida al hogar en el que por primera vez abrirán sus puertas a una fascinante Navidad donde todo el equipo les acogerá con su característico espíritu familiar. Sentirse como en casa dejándose llevar por la belleza del hotel.

Vista exterior de La Vella Farga

Vista exterior de La Vella Farga

Vivir la emoción de Navidad en una mesa magníficamente dispuesta, participando de un menú para la ocasión elaborado con materias primas selectas cocinadas para potenciar la intensidad del sabor del producto. Platos que buscan ser memorables: crema de alcachofas del prado con tallarines de sepia de costa y aire de trufa; rodaballo de costa con falsos ñoquis de boletus e infusión de jamón de bellota y cremoso de chocolate blanco con helado de fruta de la pasión y granizado de albahaca.

25 de diciembre. El lujo de ver la inocente ilusión de los niños y la emoción en los adultos al revivir recuerdos de infancia. Coger el abrigo y disfrutar de los rincones del jardín y las amplias terrazas convertidas en lugares de juego y paseo despertando el apetito para una selección de los platos tradicionales más celebrados de la gastronomía catalana en Navidad: ‘escudella y carn de olla’, canelones de pollo campero con trufa y reducción de su propio jugo, poularda asada a baja temperatura con pasas, piñones y salsa Oporto, y los turrones y barquillos artesanos.
26 de diciembre. El día de San Esteban empezará con un buen almuerzo que tendrá por objetivo recuperar fuerzas para proseguir la jornada con una excursión por los bosques y las fuentes naturales de la zona. Respirando aire puro, los más pequeños podrán conocer las diferentes variedades de árboles y plantas. De vuelta al hotel, los fogones de La Vella Farga tendrán reservados a los reposados clientes la comida que concluirá estas fiestas. Productos selectos elegidos minuciosamente por el equipo de cocina. Marisco y pescado de una frescura inmejorable y el prestigioso cordero de Puig-Pelat serán los protagonistas de un menú en el que convivirán en equilibrio la esencia tradicional de platos festivos con la técnica y creatividad del chef de la casa, Edgar Suárez.
Precios. Precio de la escapada con alojamiento: precio en habitación doble estándar: 420€/persona, precio en habitación superior: 452€/persona, precio en habitación suite: 484€/persona. Incluye alojamiento, almuerzos, obsequios, ‘Cagatió’ y los tres menús de Navidad. Bebidas no incluidas. Alojamiento para niños incluido y suplemento de 25€ por las comidas (máximo 2 niños por habitación y según disponibilidad). Incluye IVA y Tasa Turística.
Nota: Las familias y amigos de los alojados en el hotel podrán participar de esta Navidad en familia en La Vella Farga asistiendo a las comidas. Precio sin alojamiento: cenar día 24: 85€/persona, comer día 25: 83€/persona, comer día 26: 90€/persona. Bebidas no incluidas. Incluye IVA.
Sobre La Vella Fragua
El Hotel La Vella Farga es un hotel rural con encanto donde la calma, la naturaleza y la elegancia convergen para crear un marco idílico de descanso y bienestar. Se encuentra en un paraje natural a 45’ de Andorra y a poco más de una hora de Barcelona. Su decoración elegante, sofisticada y con un encanto personalizado para cada una de las estancias, respeta la herencia arquitectónica de la antigua masía.
En sus fogones propone una cocina de autor creativa que apuesta por el producto selecto y de proximidad. La Vella Farga es perfecta para convivir con la naturaleza.
La proximidad del hotel a las montañas del Pre-Pirineo permite practicar esquí y otros deportes como el senderismo, btt, parapente, kayak e hípica. El hotel es un lugar idóneo para celebraciones, reuniones de empresa y acontecimientos sociales.
Restaurante de La Vella Farga

Restaurante de La Vella Farga